13 marzo 2017

Sello de calidad: Descubre el nuevo pañal para una nueva generación de #papasdodot.


Cuando llega la edad de los primeros pasos (y carreras y caídas) hay pañales que ya no resultan tan idóneos como en las etapas anteriores pues limitan (aunque puede no parecerlo) los movimientos, pesan mucho en determinada zona y/o se mueven.
Además a partir de los 15-18 meses, con un poco o mucha suerte, las noches serán más largas y el pañal deberá cumplir con ello porque no me imagino que por fin pueda dormir del tirón y que sea el pañal el que nos despierte. 
Por último, llegará, en algún momento el buen tiempo y eso significa un bebe andarín que ya saldrá más y llevará menos ropa por lo que, honestamente, un pañal demasiado gordo o "colgón"no será lo más estético.


El Dodot Activity que ya probamos aquí cumplía con casi todo, pero cierto es que hablamos de la gama más alta y también la más cara por lo que, si podemos ahorrar o combinar ambos parece interesante hacerlo.
Pero este sello de calidad tiene algo especial y es que es el #papa el que debe evaluarlo de forma conjunta.




Hemos usado el paquete ENTERO antes de hacer este post y, ¿se nota diferencia respecto a su predecesor? Ni idea, porque solemos usar el activity pero este no tiene mucho que envidiar; se coloca bien (quizá un poco más ancho sería mejor), efectivamente no queda tan colón y aguanta bastante (no me atrevo a decir horas porque eso es complicadísimo de evaluar). 
De nuevo el pero del exceso de blanqueantes innecesarios, algo que los fabricantes deberían revisar.



26 febrero 2017

#Aventurasenlacocina: Cookies al estilo New York

#Aventurasenlacocina Cookies


Desde que descubrí el libro "Un dulce en Nueva York" de Marc Grossman (editado por Lunwerg) me he aficionado bastante a realizar repostería americana, y es que es un libro que me encanta. 

No es un libro muy extenso, pero tiene las recetas estrella de esta repostería, al menos para mí, como son las cookies en varias versiones, el brownies, cheesecakes, tarta de manzana y tarta de calabaza, rollos de canela y tortillas, entre otras. 

"Un Dulce en Nueva York" de Marc Grossman

De las recetas que he hecho, si se siguen al pie de la letra, salen todas. Esto parece algo obvio pero los aficionados a la cocina y a buscar recetas aquí allá seguro que alguna vez han seguido alguna que no ha salido como prometía. 

La receta es básicamente la del libro, porque es "LA RECETA" pero con alguna variación propia (que no impide que salgan exquisitas) pues siempre trato de modificarlas para incorporar harinas integrales y reducir las cantidades de azúcar y mantequilla. 
Esta primera variación incorporar harina de trigo integral. 


INGREDIENTES PARA UNAS 10-12 GALLETAS:

125 g de mantequilla a Tªambiente ( como siempre, mejor bio)
60 g de azúcar blanca
60g de azúcar moreno 
1 cucharada de extracto de vainilla
2 huevos medianos ( como siempre, mejor de gallinas felices)
2 pizcas de sal 

100 g de harina de fuerza
100g de harina de trigo integral
3 pizcas de bicarbonato de sodio
100 g de chocolate negro en pepitas
25 g de nueces o almendras troceadas. 



Mezclamos con la pala de la kitchenaid ( o con una espátula) la mantequilla y el azúcar muy bien, y cuando estén perfectamente integrados vamos añadiendo los huevos, uno a uno, sin dejar de batir. A continuación la vainilla y la sal. Continuamos mezclando hasta que la mezcla sea homogénea. 

Mezclamos las harinas con el bicarbonato y añadimos las pepitas y los frutos secos, y esta mezcla la vamos incorporando al a húmeda, con ayuda de una pala ( o continuamos con la pala de la kitchenaid).

Cuando hemos obtenido una masa homogénea, blanda pero no pegajosa, la envolvemos en film transparente y la dejamos reposar una hora en la nevera. A mi me gusta hacerle forma de barra de pan y dejarla reposar así, para luego cortar "rebanadas" iguales y que hacer las bolas que serán las galletas sea más fácil. 

Precalentamos el horno a 200-210º. 

Dividimos la masa en unas 10-12 bolas que colocaremos con suficiente separación en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Es importante que las bolas estén separadas para que no se peguen y que sean del mismo tamaño para que el horneado sea lo más homogéneo posible. 

Se cocinan, en teoría 9 minutos, pero esto depende del horno. Para saber cuando están debemos tener en cuenta que:
  • las galletas se aplastan un poco pero no quedarán planas sino gorditas.
  • deben estar blandas al sacarlas del horno.
  • pueden estar un pelín doradas pero no tostadas. 
  • las galletas (estas y todas), por la combinación de grasa y azúcar, adquieren una temperatura muy elevada y etso hace que continúen cocinándose fuera del horno durante algún minuto más, por eso no debemos sacarlas cuando estén sino cuando algún les faltarían un par de minutos. 

Y el resultado son unas cookies con pepitas de chocolate caseras que perfectamente podrías tomar con un Dr. Pepper en alguna cafetería del Upper West Side. 

¡Enjoy your cookies!

#Aventurasenlacocina Cookies con pepitas de chocolate






18 febrero 2017

#Hoyleemos "Chocolate infinito" con Literaturas SM

Chocolate infinito, Ed. SM

Título: Chocolate Infinito
Autor(es): Paloma Muiña. Ilustrado por Betania Zacarías
Editorial:SM
Formato: Tapa dura
Páginas: 29 a color


Cuando SM me propuso reseñar este libro reconozco que tuve mis dudas por varios motivos, la estética no parecía la que suele gustarme y se desarrolla en navidad, con lo que, dado que acaban de pasar las navidades, veía un poco raro hablar de él. Entonces, ¿porqué me decidí? Sencillamente porque hablaba de tener una hermana y aunque en casa estamos ya muy adaptados a ser cuatro, me parece un tema que a muchas familias les cuesta y para el que siempre es bueno tener herramientas. 

Como ya os he dicho, el cuento se desarrolla en Navidad, pero en una Navidad que ese año se vuelve atípica ya que los padres de la protagonista al principio parecen no tener ganas de Navidad y después, deciden irse de viaje justo en plenas navidades dejando a  con los abuelos. 

El cuento el español así que las tradiciones de que nos habla son, por lo general, comunes en gran parte de España, y hace que los peques sepan de que hablamos, especialmente cuando la navidad acaba de terminar. 

El caso es que nuestra niña, Paula,  decide escribir una carta a los Reyes en la que termina pidiendo dos cosas; una muñeca de pelo rizado y un chocolate que nunca se acabe y, cuando llega la mañana de Reyes sus padres han vuelto pero no han venido solos, han traído con ellos una gran sorpresa...una hermana con la piel de color chocolate y el pelo rizado, su mejor regalo.

Nunca he leído un libro sobre la adopción, pero como soy de las personas que creen que cualquier situación que ocurra se puede explicar a los niños con la ayuda de un libro, me ha parecido una historia bonita, sencilla y cercana que puede ayudar sin duda a aquellas familias que se vean o se vayan a ver en esta situación. 

También es una buena ayuda simplemente para cuando llega un hermano, pero cuando esto ocurre todos sabemos que hay un embarazo en el que se suele implicar a los niños por lo que ya saben lo que va a ocurrir, sin embargo, en el caso de una adopción, todo suele ser muy diferente y además, dado que los futuros padres no saben muy bien lo que esperar, es probable que hasta el momento de irse no se lo cuenten a los que serán sus hermanos.

Y en nuestro caso nos ha servido para hablar de la adopción y de los diversos tipos de familias que hay y lo bonito que es que todos podamos ser diferentes.

Chocolate Infinito de Ed. SM

11 febrero 2017

Café natural Vs. Café torrefacto






El café siempre ha sido algo controvertido... a temporadas beneficioso, a temporadas perjudicial y, tras leer y recopilar información, como aficionada al café, creo que a ambos argumentos se les puede dar una parte de razón.

La cafeína no deja de ser un excitante, que en dosis elevadas es perjudicial para el organismos, pero si la eliminamos no tenemos porque tener un producto "sano", y es que gran parte de sus beneficios o perjuicios van ligados al tipo de tueste que se haya hecho al grano, aunque lógicamente un consumo no moderado y en combinación con muchos azúcares, lácteos o incluso alcohol, le hará perder cualquier beneficio.

Lo más típico siempre ha sido comprar café mezcla, es decir, mezcla de torrefacto y natural para así obtener un café con buen sabor, con fuerte tonalidad, aroma y cuerpo. Pero recientes ( o quizá no tan recientes) estudios nos dicen que el café torrefacto, debido al proceso especial de tueste a altas temperaturas y con azúcares, sería perjudicial para la salud y con efectos potencialmente cancerígenos.  Si observamos los granos de ambos se nota esta diferencia de tuestes a simple vista.




El café natural, por el contrario, posee antioxidantes naturales, lo que hace que se recomiende moler en casa para que esos antioxidantes sean los máximos posibles. Antes el café se molía en casi todas las casas pero hoy en día no sólo se ha perdido esa costumbre sino que con la incorporación de máquinas de café, se han añadido aluminios, plásticos y otras sustancias como blanqueantes, que en combinación con las altas temperaturas pueden incorporar al café alguna de estas sustancias.


En definitiva, moler el café natural en casa y hacerlo en una cafetera italiana, tomarlo en un recipiente de cristal o porcelana, sin azúcar y a ser posible sin leche, y máximo una taza al día, será la forma de obtener todos los beneficios del café y evitar perjuicios, pero, ¿nos permite todo esto nuestro ritmo de vida?




*Imágenes obtenidas de pixbay.

05 febrero 2017

#Hoyleemos "El pájaro Paco" con literaturas SM



Título:El pájaro Paco.
Autor(es): Nick Denchfield - Ant Parker
Editorial:SM
Formato: Tapa dura / Pop up
Páginas: 16 con ilustraciones a color (pop-ups incluidos)
Edad:a partir de 3 años

En la línea del ultrafamoso Pollo Pepe, la editorial SM tiene una colección muy interesante con idéntico formato y tamaño a la que pertenece El pájaro Paco. Un libro inicialmente orientado para niños de 3 años, pero gracias a sus pop-ups puede ser un libro para compartir en familia desde más pequeño.



El título original es "Two little dickie birds" y creo que dado que el cuento habla en todo momento de los hermanos Paco y Pico, el título original parece más adecuado, si bien es cierto que para que encuadre dentro de la citada colección resulta el traducido más adecuado. El texto es más extenso que el del pollo Pepe, sin llegar a ser realmente un cuento largo, pero quizá se haya perdido " miga" en la traducción porque no rima o fluye del todo para se un cuento orientado a niños pequeños en los que siempre se agradece cierta musicalidad.

El interés se mantiene sin duda gracias a los pop-ups, que son llamativos y ayudan a contar la historia y compartir el cuento, que al final es de lo que se trata, pero quizá siendo "primo" del bestseller esperaba más.


En resumen, les gustará y les llamará la atención, pero hay que ponerle un poco de alegría a la historia.