22 febrero 2014

Nuestros sábados vegetarianos; Hamburguesas de Avena con lombarda y crema agria




He decidido que los sábados en casa vamos a hacer cena vegetariana, y empezamos el pasado sábado con una receta que vi el otro día en Tv y me pareció muy apetitosa, Hamburguesas de Avena con champiñones. Perdón por las fotos pero ya era de noche y la luz no acompañaba.

La receta original es de Bruno Oteiza, la tenéis en Hogar Util, pero yo la he adaptado un poco a nuestro gusto personal, haciendo que tenga un toque asiático y quitando los champiñones (que no tenía).


Como guarnición he hecho Col lombarda con manzana, siguiendo una receta muy buena de Le Cordon bleu y le he añadido una salsa de crema agría. 




A pesar de que lo del sábado vegetariano fue tomado con escepticismo, el resultado ha gustado un montón por lo que creo que seguiremos haciéndolo. 
Para las Hamburguesas de Avena y arroz integral. 

Ingredientes: 
100 g de copos de avena 
60 g de arroz largo integral
1 cebolla morada pequeña
1/4 pimiento rojo y 1/4 verde (al gusto)
1 -2 zahahorias pequeñas
1 cucharada de salsa de soja
1 cucharada de vinagre de arroz
1 pizca de rizoma de jengibre picado
1 huevo mediano
Aceite de oliva
Pan rallado
Sal y pimienta

Poner los copos de avena en remojo una media hora o hasta que estén blandos. Escurrir y secar bien. 
Cocer el arroz, escurrir y dejar enfriar.
En una sartén con un poco de aceite sofreír las verduras cortadas en juliana o en dados (tipo vinagreta), salpimentar y añadir, al final, la soja y el vinagre. Apagar cuando se consuman y dejar templar.

Con todos los ingredientes fríos o templados (no hace falta refrigerados) mezclarlos en un bol, comprobar la sal,  y añadir un huevo y pan rallado hasta que tenga consistencia aproximada a la de la carne picada, de modo que se puedan hacer las hamburguesas sin desmoronarse. 

Hacer las hamburguesas, pasarlas por pan rallado y freír con cuidado de que no se partan. 

Para la Lombarda con manzana: 

Ingredientes:
1/2 kg de col lombarda fresca cortada en tiras
1/2 manzana no ácida (starking, Fuji...)
2 cucharadas de vinagre de manzana(Volumen que se usa en repostería)
1 cucharada de agua
1 cucharada de azúcar (yo usé moreno)
Aceite de oliva
sal. 

Pelar y cortar la manzana en trocitos pequeños. Rehogar ligeramente y añadir el azúcar, vinagre, agua y sal. A continuación añadir la lombarda cortada, remover bien, tapar y dejar cocinar a fuego medio durante unos 20 minutos. Lo ideal es que quede una textura un poco crujiente, como "al dente" y no súper cocido, para aprovechar los nutrientes. 


Para la crema agria de cebollino:
1/2 bote de crema o nata agria (sección refrigerados o ecológicos, suelen ser de marca extranjera) 
Unas tiras de cebollino

Batir la crema  y mezclar con el cebollino cortado al gusto. Se puede añadir una pizca de nata baja en grasa, leche o yoghurt para que quede una consistencia más cremosa (pues queda como punto pomada más o menos). 









Más recetas de la web para una cena vegetariana en mi tablero de Pinterest Sábados vegetarianos.




18 febrero 2014

Odio Doraemon




El título quizá desvela demasiado, quizá no tenga mucha más miga el post,  pero es que no cabe otra cosa que empezar así; odio Doraemon.

Para ser justo diré que no me refiero al pobre gato-robot que es el único que se salva un poco en ese despropósito constante que se han empeñado en hacer con la serie de animación; el gato es un poco raro pero como viene del futuro pues bueno, no se puede cuestionar mucho ni su bolsillo infinito ni su extraña glotonería para ser un robot ni su "amor" por una gatita de verdad...Es lo bueno de poner que algo viene del futuro; mientras el Delorean no funcione en la vida real no podemos saber como será el futuro ni desmentirlo.



Pero claro, Doraemon, la serie, y las películas, no sólo tienen al gato, sino que tienen un sinfin de personajes a cual peor, porque transmiten unos valores que de verdad, no pueden ser peores... Bueno si pueden, pero para ello tendrían que incorporar drogas, sexo y lenguaje no adecuado y supongo que ya pasaría a ser lo que dicen que es El Lobo de Wall Street.

Es curioso que a nadie se le pase por la cabeza hacer un capítulo dirigido a niños donde niños se emborrachen o hagan un pastel de marihuana, pero sin embargo nos parezca normal que haya un abusón que constantemente amenaza y pega a sus "amigos", creando una situación ante la que nadie hace nada. Como si lo más normal del mundo fuera que el más grande y fuerte y gordo del grupo de amigos se dedique a amenazar y pegar al resto cuando no es el primero en leer los comics ajenos, jugar con los videojuegos ajenos o, en general, cuando quiere conseguir algo de alguien por muy injusto que sea. ¿Y qué pasa con los padres? Pues nada, a ninguno le importa parece ser, aunque bueno, hay alguna escena en la que la madre de abusón le da más de un "cachete" de esos que la gente llama "a tiempo" pero que, visto lo visto, no le surten efecto a gigante. Me atrevería a decir incluso que estos cachetes agravan su constante agresividad.

Pero no toda la culpa es de gigante, porque reconozco que Nobita, el protagonista,  puede llegar a sacar el instinto asesino de cualquiera incluso varias veces en el mismo capítulo; un niño que no es que sea un desastre, no, no es que todo le salga mal, no, es que pone de manifiesto como con el mínimo esfuerzo puede llegar a obtener siempre casi todo lo que quiere; como siendo un niño vago, perezoso y quejicoso, al final siempre alguien le saca del apuro...el gato claro, que tiene mil inventos que usar. Y como, si alguien te amenaza, te pega, te trata mal, te obliga a hacer cosas...pues tu le temes y lo haces y no sólo continúas siendo su "amigo" si no que además actúas, la mayor parte del tiempo, como si la situación la hubieras provocado tú.
Nobita vive en una casa con un padre fumador, porque debía ser imprescindible eso de que el padre fuera fumador para darle más carácter al personaje, un hábito que todos sabemos es precioso y nada nocivo....ideal para reflejar en algo que ven millones de niños. Su madre es ama de casa, y no tiene especial relevancia en la serie, no más allá d recriminar a su hijo que saque ceros o que duerma siestas, pero ayer vi una parte de un capítulo en que, debido a un invento raro, el padre lanzaba a la madre contra la pared...y la cosa quedaba ahí, cenando, con un simple comentario de "no me acerco a tu padre a ver si me va a dar otra vez"...¿Pero?
Ya, hacer chascarrillos en unos dibujos infantiles de algo tan serio como es la violencia de género es que me supera.

El resto de personajes no son mejores; un rico repelente que disfruta haciendo la pelota al matón, matoneando con el cuando le dejan, como esas hienas que guardan las espaldas a los leones para poder rebañar sus sobras,  y restregando lo que tiene a los demás, todo eso a partes iguales.
Y por último la chica, mi favorita; sosa, pánfila, aburrida, ultra femenina, empollona, le encanta hacer cosas de chicas (aunque no tenga ni una amiga) como tartas para sus amigos y nunca, nunca, se mancha ni se despeina...ni juega diría yo.

Luego hay algunos personajes más de bulto, como la hermana del matón, una gordita friky que dibuja comics, o el niño "perfecto" que lo tiene todo... supongo que hartos de que el resto de personajes no tuvieran nada bueno han decidido que uno lo tuviera todo; guapo, listo, educado, estudioso, mañoso...vamos TODO. Parece ser que lo más normal del mundo es que una persona sea absolutamente perfecta y el resto no tengan ni una sola virtud.

Es una pena que envenenen a nuestros hijos con horas y horas de esta serie, de la que las conclusiones que pueden sacar son, cuanto menos, nocivas.
 ¿Si no le diríamos a nuestros hijos que es norma que haya violencia en el colegio, abusos y Buying, porque toleramos que una serie de dibujos se lo diga? Aunque no es lo único de la serie, sin duda es uno de los aspectos más graves que una y otra vez ponemos delante de los ojos de sus ojitos, un tipo de violencia cercana en la que cualquiera de ellos podría caer.








13 febrero 2014

20 trucos cocineros de Le Cordon Bleu


Reconozco que, en general, Blume tiene libros especializados geniales, me pasa con los de plantaaraas, tengo varios de jardinería que me apasionan.

Imagen tomada de la web de Blume


Y ahora me estoy haciendo adicta a la colección que Blume tiene de libros de cocina de Le Cordon Bleu, ¡que buenos son! y que bien que en mi biblioteca tengan varios porque no son libros de 10 euros precisamente, lo que por otra parte es normal ya que su tamaño, número de páginas y contenido son fantásticos. Me parecen imprescindibles en cualquier casa en que seamos un poco cocinillas.
Tiene multitud de recetas, bien contadas, con buenas fotos y que, doy fe después de haber hecho algunas, salen bien. Pero además tiene trucos culinarios, describe como despiezar o cortar o picar o bátir... es decir, una auténtica enciclopedia de la cocina que engancha.

El caso es que en ellos he aprendido algunos truquillos que no sabía y me han parecido muy interesantes, por lo que os voy a contar unos cuantos, no sin recomendar encarecidamente que, si os gusta la cocina, les echéis una (o muchas) ojeadas al libro entero porque merece la pena.
Aquí os dejo 20 trucos de entre los muchos-muchísimos que podéis encontrar en el libro de las 1021 recetas de Cocina Internacional de Le cordon Bleu. El de técnicas culinarias es igualmente genial.

1.-Los panes y pasteles se hornean normalmente en moldes metalicos. Si se horneamos en vidrio o ceramica, reducir 10 grados porque se hornean antes y pueden sobrecocerse.

2.- Para congelar huevos crudos, bata yema con clara, y traspase a un recipiente hermetico. Las claras pueden congelarse solas pero a las yemas hay que anadir sal o azucar para que no espesen. Descongelar en nevera.

3.- Para comprobar lafrescura de un huevo coloque en agua fria entero: fresco se queda en el fondo y viejo flota. Los menos frescos sepelan mejor cocidos.

4.- Los quesos duros o semiduros pueden congelarse 3 meses envueltos en papel antihumedad, aunque pueden perder agua y desmenuzarse.

5.- Si compra pescado enter, destripado o no, calcule 450g por racion. Si esta descabezado y preparado (pero entero) entre 225-450g racion. Si es en rodajas o filetes, 125-225g por ración.

6.-  El escado esta cocido cuando deja de ser traslucido, y se vuelve opaco. Recuerde que sigue cociendo despues de retirarlo del fuego y que queda mejor si se cocina brevemente. Se cuentan 10 15 minutos de coccion por cada 2.5cm grosor.

7.- Si las aves se asan ligeramente en una rejilla en una fuente de horno, el calor circula ligeramente bajo la carne. Rocie frecuentemente con los caldos de cocción.

8.- Para obtener una carne de buey muy jugosa debe repisar 15 minutos antes de ser trinchada, cubierto con papel aluminio.

9.- El cerdo debe quedar bien hecho, a menudo sobrecocido, para evitar el riesgo de triquinosis, cuyas lombrices mueren a 59 grados. La temperatura ideal de coccion del cerdo son 67 grados.

10.- El cordero esta en su punto a 77 grados por lo que conviene retirarlo entre 2 y 5 grados antes de que alcance pues la temperatura subira durante el reposo.

11.- La mayoria de hortalizas deben cocerse en poco tiempo y en la menor cantidad de agua hirviendo posible. No tire el caldo de coccion de sus hortalizas, pues esta lleno de nutrientes.

12.- Los tomates sin madurar pueden conservarse en una bolsa junto a una manzana para acelerar el proceso de maduración.

13.- Si conservamos la pasta en un cristal o plastico transparente perdera la vitamina b que posee: lo mejor guardarlo en un recipiente opaco al abrigo de la luz.

14.- Para cocer la pasta use minimo 4 litros de agua por cada 450g de pasta.Anadir la pasta y la sal cuando el agua hierva rapidamente.

15.- Se calcula entre 75 y 125 g de pasta seca por persona o 90g de pssta fresca. El volumen variara segun el tipo de pasta.

16.- Para conservar restos de pasta colocar en uns bolsa de plastico cerrada con un poco de aceite.

17.- Los muffins y panes rapidos se congelan bien  y se pueden recalentar envueltos en papel aluminio a 200 grados, durante 10 y 20 minutos respectivamente.

18.- Para hacer angel cakes, bata las claras a temperatura ambiente en un molde perfectamente limpio, seco, sin grasa ni restos de yemas.

19.- Para evitar que un pastel quede hundido, déjelo en el horno con la puerta entreabierta durante los primeros 15 minutos de horneado.

20.- Si hornea pastas o galletas con margarina, aseguresé de que al menos tienen un 80% de grasa, ya que la mayoría de cremas para untar tienen gran cantidad de agua. Sólo sustituya mantequilla por margarina si la receta lo indica.



12 febrero 2014

Miércoles mudo con mariquitas


¡Nos encantan las mariquitas!




10 febrero 2014

Libro de la semana: La mariquita





Esta semana cogí uno de esos libros que sabía le iba a encantar; lo vi de lejos desde el mostrador de devolución y lo tuve claro.



La Mariquita, un libro de la colección SM Saber Mundo maravilloso, ilustrado por Sylvaine Perols.  Esta colección está recomendada para niños de 3 a 7 años; a los primeros habrá que leerles y explicarles y los segundos podrán hacer una lectura ligera y curiosa, al ser de lectura fácil.




El libro habla del ciclo de vida de las mariquitas, estos insectos tan beneficiosos que ayudan a acabar con las plagas de pulgones al ser sus inmediatos depredadores.
¿No os parece mucho más bonito y saludable acabar con una plaga de pulgón en los rosales de nuestro jardín llenándolo de preciosas mariquitas? Seguro que a nuestros hijos les encanta!



No dejéis de leerlo, porque seguro que hasta vosotros aprendéis cosas que no sabíais.







09 febrero 2014

Aventuras en la cocina: Cupcakes de Red Velvet con frosting de queso al aroma de limón




Mmmmm....es que desde que hice red Velvet por primera vez me he enamorado de este bizcocho, por tierno, jugoso, sencillo, deliciosamente ligero y sobretodo, por precioso.




Si, sí, si algo tiene este red Velvet es que si se sigue la receta obtienes un color y textura que hacen honor a su nombre, terciopelo rojo.


De momento sólo lo he probado en cupcakes, no en bizcocho entero, pero para el próximo cumpleaños me parece que va a caer una tarta red Velvet porque de verdad que estoy fascinada.

El bizcocho no sólo coge un color precioso, si no también una textura fantástica y un sabor delicioso, que como veis contrasta con el blanco del frosting.





Bueno, la receta obviamente no es mía, la he sacado del blog Churretes de chocolate. Dí con él por casualidad, pero al abrirlo me di cuenta de que a la autora la había visto en la TV, concretamente el casting del programa Deja sitio para el postre, y me pareció una pena que no entrara porque era más repostera que algunos que sí lo hicieron, pero la tele debe ser así.

Bueno, aquí está su receta, que no voy a copiar porque la he hecho igual; yo añadí mantequilla y como colorante uno que compré expresamente en una tienda estupenda que he descubierto en Alcorcón gracias a mi querida Anita.
El colorante se llama Red Velvet, es liquido (bakery emulsion) de marca Lorann Profesional Kitchen y, como su nombre indica, es específico para este bizcocho.



El frosting también lo he hecho siguiendo la receta, salvo por añadir unas gotas de esencia de limón para darle un poco de frescor, ya sabéis que por aquí gusta el limón. Me ha gustado especialmente este frosting porque no es un buttercream; la nata lo hace mucho más ligero, queda como un Chantilly pero aguanta varios días en la nevera sin desmoronarse y la textura no se altera.
Desde esta receta he hecho varias (propias) que ya publicaré, y en todas he hecho el frosting de forma similar, es decir, añadiendo siempre un porcentaje de nata montada, y el resultado es espectacular.

Para aplicarlo usé una boquilla 1M de Wilton, metálica, me costó menos de 3 euros, con manga desechable (que se puede lavar y reusar al menos una vez, porque es gruesa) y puedo decir que merece la pena tener estas boquillas. Que diferencia con respecto a la de de plástico que tengo, nada que ver, con esta quedó sensacional, no perfectos pero para ser los segundos que hago estoy llena de orgullo y satisfacción, jejejeje.
Se llena muy bien (podéis ayudaros con un vaso de tuvo para rellenarla), se maneja perfectamente y el resultado es muy bueno incluso si, como yo, sois amateurs.

























La decoración roja son lazos o bolitas de fondant que compré en Alcampo, marca Easycakes. De sabor no está malo para ser fondant, o sea, azúcar puro, y no se moldea nada mal.
En algunos veis el toque Amanda, porque para ella ha sido como jugar con plastilina, y aunque su decoración es un poquito más grande, da un toque muy artístico.





Si os animáis a meteros en esto de los cupcakes, probad la receta, no creo que os decepcione. 

*Más recetas de cupcakes en mi tablero de Cupcakes de Pinterest

Mamá, hoy sigue siendo invierno...

(Podéis ver el post inicial, titulado Mamá, hoy es invierno, aquí).


Las espinacas las encontramos casi todo el año y aunque, a pesar de lo que se dice, no son especialmente ricas en hierro ( además de no permitir la buena asimilación del que contienen), si contienen; vitamina A, también conocida como retinol, imprescindible para la buena visión; vitamina E,  esencial en la formación de hemoglobina a través de la síntesis del pigmento hemo; y yodo, componente de las hormonas que se fabrican en la glándula tiroides.




¿Y que os parece la alcachofa? Este receptáculo floral comestible posee muchas propiedades beneficiosas ya que los ácidos que contiene (caféico, ferúlico...) realizan una función de protección hepática, además de poseer cianida que contribuye a reducir el colesterol e inulina, que rebaja el nivel de azúcar en sangre.

Imagen tomada de la web de euroresidentes

Pero existen además, otros alimentos y complementos alimentarios que respaldan a la frutas y verduras, como la miel ( y todos sus derivados); ya aprendimos con la abeja maya que la miel era muy buena y que las abejas son unos insectos fantásticos que no sólo contribuyen a hacer este azúcar invertido natural, sino que además, son fundamentales en la polinización de las plantas, por tanto en su reproducción. La miel es uno de los alimentos más perfectos que existen, al poseer propiedades antisépticas, calmantes, cicatrizantes, diuréticas, laxantes, tonificantes...La sabiduría popular nos dice que un vaso de zumo de limón caliente con miel contribuye a eliminar irritaciones de garganta y mejorar problemas respiratorios, y es precisamente por la combinación de las propiedades de la miel y los cítricos por lo que se notan estos efectos.
Otro de los productos fabricados por las abejas es el propóleo, que además de tener las mismas propiedades que la miel, es antiviral, antiinflamatorio, anastesico e inmunoestimulante.


Imagen de la web de directo al paladar


Si detectamos el inicio de algún problema respiratorio, ¿qué tal sustituir el café de la tarde por una infusión de menta con miel? Y es que la infusión de menta posee muchísimas propiedades como antiviral y para mejorar los problemas respiratorios y asmáticos.


Imagen de la web comer mejor


Está claro que una alimentación sana y equilibrada, combinada con ejercicio e ingestión de agua, nos reforzará la salud en todos los sentidos, lo que hará nuestro cuerpo menos susceptible de contagios diversos, pero a veces es inevitable estar expuestos dentro de una oficina, trabajando ( y viviendo)  con niños o cara al público, igual que existe gente con más tendencia a contagiarse de estos procesos,  por lo que una buena forma de seguir reforzando nuestra salud puede ser la homeopatía preventida, así en la página de Cierra la puerta a la gripe y sumar salud,  aparte de un completo decálogo de vida saludable, podéis encontrar una información más amplia y concreta respecto a homeopatía.
También os debéis asegurar de que consumir todos los macro y micro nutrientes esenciales para el organismo, pues, como ocurre con las plantas, necesitamos un sin fin de elementos químicos, aunque en poca cantidad, para que este sistema perfecto que es el cuerpo humano siga funcionando.


Fuentes:

- Wikipedia.
- OMS.
Eufic.

En la leyenda de cada foto podéis ver la fuente de la que proviene, ya que nos son fotos propiedad de Baby ReciclArt. Si alguna de las fotos es propiedad tuya y no deseas que forme parte de este post, por favor comunícamelo en avbalboart@gmail.com o en el formulario de contacto y será inmediatamente retirada.




08 febrero 2014

Mamá, hoy es invierno...

Si, ya es invierno desde hace más de un mes, pero llevamos un par de semanas en que lo es de verdad, la temperatura, los mocos, la tos y las manos heladas nos dicen eso que me dice Amanda de "hoy también es invierno".
Yo nunca me vacuno de ningún tipo de gripe, ni siquiera lo hice estando embarazada,  pues desde mi visión personal (no médica porque no soy un profesional), los virus son unos seres extraños que pueden mutar, especialmente los de la gripe, con lo que no veo demasiado efectiva su vacuna.
En general no me gustan demasiado los medicamentos, con lo que siempre que puedo recurro a complementos naturales, oligoelementos y homeopatia, pues existen productos que te ayudan sin poner en riesgo otras partes de nuestro organismo.
Desde Boiron, referentes en homeopatía, nos proponen un concurso para ser su blogger, en el que les contemos trucos para cerrar la puerta a la gripe y sumar salud, una iniciativa interesante para que podamos hablar de nuestros pequeños trucos de cara al invierno a la que me voy a sumar aprovechando que quería hablar de ciertas frutas y verduras.





Como mi forma favorita de prevención es desde la alimentación, voy a enlazar la alimentación de temporada con la salud, aprovechando que de plantas sé un poquito, y es que, ¿sabíais que las principales frutas de invierno, naranja, mandarina y limón son muy ricas en vitamina C, una de las mejores herramientas en la lucha contra los procesos gripales y respiratorios?
La naturaleza es extremadamente sabía, por eso nos da estas frutas en esta época del año. Importante tomarla a diario, para ayudarnos a prevenir; si ya nos encontramos griposos nos sentiremos algo mejor pero no nos curará.
Los cítricos nos aportan, principalmente:
  • Vit. C: contribuye a evitar enfermedades infecciosas (especialmente respiratorias), ayuda en el proceso de cicatrización de heridas así como a mantener tersa la piel, evita el sangrado de encías y es vital su presencia para la correcta asimilación del hierro. Además, contribuye a generarnos un buen estado de ánimo, mayor concentración y energía.
  • Vit. B1 (tiamina): importante en la síntesis de energía y fundamental para el crecimiento. 
  • Ácido fólico: ayuda a la formación de la sangre evitando anemias, trastornos digestivos y diarreas. Importante su consumo durante el embarazo para contribuir a la correcta formación fetal. 
  • Zinc: importante en el desarrollo general del niño, hay estudios (aún no concluyentes) que sugieren que aportes de zinc contribuyen a reducir la frecuencia y gravedad de afecciones respiratorias en infantes. 
  • Flavonoides: reducen el riesgo de sufrir cáncer y ciertas enfermedades coronarias. 
  • Limonoides: Se están investigando sus propiedades antivirales y antibacterianos. 
  • Carotenoides: propiedades antioxidantes.
  • Potasio: para prevenir la hipertensión.
Además contamos con el kiwi, que aparte de su gran aporte en vit. C contiene:
  • Luteina: que ayuda a prevenir el cáncer.
  • Cobre: que fortalece el sist. inmune. 
  • Fibra: necesaria para el buen funcionamiento del tracto digestivo. 
El aguacate es otra fruta (si, fruta) invernal que, aparte de estar deliciosa, es altamente energética y proteica y es rica en:
  •  Vit. E: un antioxidante, y en 
  • Ácidos grasos omega 3.

¿No os parece apetecible una merienda casera de nachos con guacamole, acompañados de limonada natural? Aparte de ser un tentempié delicioso y festivo, es una fuente de vitaminas, energía y nutrientes.


Foto tomada de la página recetas americanas. 


Las verduras invernales también son fantásticas, no sólo por su sabor sino por lo que obtenemos de ellas, como la gran variedad de coles (coliflor, lombarda, col verde, brécol) que además nos aportan azufre, fundamental en la síntesis de proteínas.
El brécol es una de mis verduras predilectas, pero es que además, estudios recientes que se están llevando a cabo en Murcia le sitúan a la cabeza de los vegetales protectores contra el cáncer, tanto su consumo directo (siempre cocinado al dente, muy pocos minutos) como infusiones de brócoli.



Imagen tomada de la web frutas y verduras castellón


*Este post es parte de un concurso propuesto por Boiron. si os ha gustado podéis votarme para ser bloguera Boiron en el siguiente Link http://blog.cierralapuertaalagripe.es/365/
 Debido a la longitud establecida he decidido terminarlo en otro post "Mamá, hoy sigue siendo invierno", que continúa este aunque ya no es parte del concurso pues me parece que el tema quedaba incompleto. La bibliografía contrastada la podéis ver en la segunda parte. Gracias.

07 febrero 2014

Aventuras en la cocina: Bizcocho integral de claras de huevo




Últimamente estoy intentando adaptar algunas de las recetas que más me gustan para poder hacerlas con harina de trigo integral, azúcar moreno, salvado de avena o cualquier otra modificación que las haga un poco más sanas.




En este caso, para aprovechar unas claras de huevo pasteurizadas que me sobraron de un glase real, hice un bizcocho de claras de huevo con harina de trigo integral y un par de cucharadas de salvado de avena.

Si ajustais el azúcar al mínimo (yo os pongo la cantidad más o menos standard), os quedará un bizcocho ligero y esponjoso, ideal para desayuno o para utilizar en otras recetas, no demasiado dulce ni empalagoso.

Este bizcocho no es un angel cake, pues como vereis lleva mantequilla, aunque no demasiada, y lo hace un poco más esponjoso pero lo elimina de la categoría de angelcakes.




INGREDIENTES:

70 g de Harina de trigo integral
30 g de Harina de trigo normal Mantequilla
4,5 Claras de huevo pasteurizadas (o de las que separamos de la yema)
125g-175g de Azúcar blanca
80-100 g de mantequilla
Esencia de vainilla o almendras (opcional)
2 cucharadas de salvado de avena (opcional)




Fundimos la mantequilla al baño maria y la dejamos enfriar de nuevo a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a unos 180 grados y untamos un molde alargado (tipo plumcake) con mantequilla y dejamos enfriar en la nevera.

Batimos las claras a punto de nieve muy firme y, sin dejar de batir, añadimos el azúcar. Queda como una especie de merengue, no duro pero si firme y brillante.



A continuación tamizamos la harina poco a poco sobre la mezcla, removiendo con una espátula con movimientos envolventes de tal forma que no se bajen las claras.
Finalmente añadimos la mantequilla líquida (no caliente ojo) y la esencia, cuidando al mezclar de no bajar las claras.


Una vez se ha incorporado todo (mezclar lo justo para incorporar), lo vertemos en el molde y horneamos inmediatamente a altura media durante unos 45 minutos (hasta que salga el palillo limpio).

Recomiendo, igual que en los angel cakes, dejar enfriar con el molde boca abajo y desmoldar una vez esté totalmente frío, así evitaremos que se se chafe o baje por el centro.

Se puede servir sólo o acompañado de lemon curd (como fue mi caso), nata montada o, lo ideal, algún tipo de compota de frutas.








04 febrero 2014

¿Cómo hacer jabón casero?





Lo de hacer jabón casero es casi una tradición familiar de esas que van de generación en generación, eso sí, en esta hemos evolucionado un poco y lo hemos adaptado para su uso en lavadora, haciendo jabón líquido.





Sé que hay muchas recetas de este jabón en polvo pero yo no las he probado porque suelo usarlo líquido, porque me parece un rollo tener que rallarlo y porque se supone que en líquido directamente en la cubeta se aprovecha más el detergente que añadido en el cajón, así que no pudo hablar de ese estado.





Primero daré unas nociones básicas acerca del jabón y sus ingredientes.

Hacer jabón no es más que un proceso químico llamado saponificación donde un hidróxido (sustancia que tiene en su composición un grupo OH, lo que la da un carácter básico) como la sosa caústica (NaOH) reacciona con un ácido graso (una sustancia grasa como aceite o manteca, cuya composición es una cadena carbonatada) para dar lugar a un compuesto sólido, que pasa a ser soluble en agua (al contrario de lo que ocurre con cualquier ácido graso, no solubles en agua en base al principio de "semejante disuelve a semejante").
Este proceso, con las precauciones básicas adecuadas, tanto en cuanto trabajamos con Sosa (un compuesto extremadamente básico que, al igual que cualquier sustancia que se aleja del pH neutro, puede "quemar" la piel), es bastante simple, seguro y sencillo, y cualquiera puede hacerlo en casa.

¿Que necesitamos?

2 litros de aceite
1 litro de suavizante
2 litros de detergente líquido
1/2 kg de Sosa







Deshacer sosa, siempre usando guantes, en 2 o 3 l de agua, removiendo con una cuchara o palo de madera.  Añadir 1 l de detergente, el suavizante y el aceite y completar hasta 12 l con agua.
Remover bien y dejar reposar pero removiendo varias veces al día.

Al día siguiente añadir el resto del detergente (hasta los 2 litros) y más agua; remover e ir añadiendo agua hasta que quede la textura deseada. Pueden ser incluso más de 25 litros.

Idealmente usaremos aceite usado, sí, usado, del que normalmente tiramos en nuestro punto limpio; este aceite, filtrado varias veces antes de su uso (hasta que no tenga impurezas), nos servirá fantásticamente para hacer el jabón aunque os parezca que es un aceite con olor "a sucio", lo importante es que no tenga grumos ni restos de comida porque el olor desaparecerá tras el proceso. Se puede hacer, por supuesto, con aceite limpio, pero se pierde el concepto de reutilizar y, sinceramente, creedme, para lavadora no es necesario.

El detergente y el suavizante recomiendo que sean buenos, de calidad; merece la pena porque vamos a obtener mucha cantidad y cuanto mejores sean los productos mejor será el resultado y el olor del jabón.

El otro día en la puerta del cole me comentaron una alternativa, sustituyendo el suavizante por un activador de lavado (para ropa de color, no blanqueante) y me pareció una buena idea para los que no usáis suavizante, pero yo no he probado aunque quizá la próxima vez lo haga así. 
Yo, aún añadiendo suavizante a la preparación, suelo añadir en cada lavado, porque me gusta que huela mucho la ropa a limpio, pero esto ya son manían particulares. 
Generalmente uso un suavizante concentrado de la linea de limpiadores ecológicos de Alcampo, en la cual hay varios productos con muy buena relación calidad-precio. 

No os olvidéis de haceros también con; un cubo o barreño muy grande, con capacidad para más de 25 litros, un cubo mediano para disolver la sosa, unos guantes y un palo para remover.
Además, guardad todos los recipientes de jabón de lavadora, suavizante... que podáis para rellenarlos y almacenarlos comodamente. 






Algunas observaciones:

- Con el tiempo puede ir espesándose con lo que añadiríais agua directamente al recipiente y listo, como   si fuera un concentrado, cerrar el tapón y agitarlo bien. 
- Si notáis que pierde olor haced como yo, usar suavizante en los lavados. Tranquilas que que pierda olor no significa que huela a grasa. Si huele a grasa hay algo mal.
- Si durante la mezcla veis que quedan dos fases separadas (una más líquida abajo y otra arriba) lo más probable es que falte aceite, con lo que podéis añadir más poco a poco hasta que quede una mezcla homogénea. 
- Según el color del detergente y suavizante, así os quedará la mezcla final. Yo he usado ambos de color blanco y mi resultado es tal cual, blanco. 
- Si dudáis sobre que cantidad usar, ir realizando pruebas; yo suelo usar un poco más del que uso con el comprado, aunque lo hago a ojo, según colada, manchas...
- Podéis usarlo para lavado a mano, para remojo de prendas muy sucias...y por supuesto se puede añadir blanqueantes activos como con cualquier jabón.