31 mayo 2013

Sin libro de la semana...


Nos han multado con unos días sin libros por el retraso, ¡que informales somos!
Esta es una de esas multas de la vergüenza jajajaja...cuando te acercas al mostrador y le dices que los traes con retraso...

Así que como esta semana no tenemos libros os enseño uno que le encanta:

De todo un poco, de Ed. La Osa menor.
Es un libro muy grande, resistente y con un colorido e ilustraciones geniales.
No cuenta una historia, sino que es más bien un libro de conceptos asociados a imágenes, lo que hace que haya muchas formas de leerlo, imaginando historias o ciñéndonos al contenido.

















Hay imágenes que me encantan, como la de la embarazada, la mama lactante




Otras pueden ser difíciles de comprender para niños muy pequeños, como la casa de los muertos o lo que come el leon.




Pero es muy completo y sin duda recomendable si se quiere optar por un libro de este tipo.



30 mayo 2013

Once proyectos 2013: Mayo, ¿quiere usted bolsa?





Me ha gustado mucho la iniciativa de once proyectos así que me he unido y aquí os presento mi primer proyecto, una mini bolsita de la compra hecha en crochet para que mi peque la incorpore a sus juguetes. ¡Le ha encantado! 

Os dejo el mini tutorial para hacerla, es muy sencilla y viene genial para recordar y practicar algunos puntos de crochet ya que incluye bastantes: 
Yo la hecho con aguja de crochet del 5, y lana para tejer con agujas de 6, para que el fondo quedara apretado.
He elegido color rosa y violeta porque tenía en casa, pero ha quedado un poco maruja la bolsa pero creo que usar lo que tenemos en casa siempre que podamos en lugar de consumir y consumir, más cuando a ella le da igual el color y le encanta el rosa . Lo ideal habría sido mezclar muchos colores o usar un rojo fuerte, para gustos los colores.
Vamos allá.

1.- Fondo: 
Hacemos una cadeneta con la longitud que queramos, yo puse 20. 
A partir de la cadeneta tejemos punto enano alrededor como se ve en el esquema y la foto, hasta que el fondo tenga el tamaño que nos guste. 





2.- Cuerpo de la bolsa: 


Hacemos una primera vuelta a punto enano pero del haciendo 4 puntos, 1 reducción en toda la vuelta. 
A continuación continuamos repitiendo el esquema siguiente dos veces


De este modo nos quedarán dos tramos similares separados por dos o tres vueltas de punto sencillo (dos o tres según tamaño que queramos, yo puse dos). 


3.- Asas:
Hacemos una vuelta normal y al llegar a la altura que queramos las asas continuamos con cadeneta simple toda la longitud del asa, volviendo a punto bajo cuando hayamos alcanzado la longitud de asa deseada.
Continuamos la vuelta y al llegar a la segunda vuelta hacemos punto bajo pero tomando la cadeneta entera, de tal modo que envuelva el asa y no se vea. 
La tercera vuelta y la 4 de punto enano normal. 
Pueden hacerse tantas vueltas como se quiera, teniendo el cuenta que para darle resistencia la asa luego uniremos los dos extremos del asa.

4.- Unión del asa:

Empezamos con otro color por la zona del bolso que queda dentro del asa, y al llegar a esta hacemos punto bajo uniendo primera y última vuelta del asa. 





Y la bolsita /bolsito está terminada!!
Tiene el tamaño justo para meter los tomates, naranjas... de su cocinita.


29 mayo 2013

Miércoles Mudo. Pasión furtiva.


No sólo madres, no sólo padres...








25 mayo 2013

Que grande Yolanda González

Es que no puedo calificarla de otro modo.  La tercera vez que la escucho y que confianza, que seguridad, que sabiduría, que acidez... me encanta.


Como algunos sabéis durante  4 semanas tienen lugar el ya tercer Ciclo de Conferencias "Conociendo a nuestros hijos" organizadas por la Asociación Besos y Brazos, y hoy era el turno de Yolanda González y las preguntas delicadas de la infancia, como sexualidad y muerte.
Dos temas que pueden ser duros de afrontar como adultos y de transmitir a nuestros hijos.
No voy a aventurarme a resumir nada, porque no creo que encuentre las palabras y la elocuencia para hacerlo, pero si es cierto que he salido más preparada, un poco más segura, para afrontarlo llegado el momento.

Los niños vienen sin manual de instrucciones, hay padres que no quieren ningún tipo de directriz, que no se alimentan de experiencias ajenas y que prefieren no leer y guiarse por lo que entienden es adecuado. No es mi caso; yo asumo las taras que porto, la mochila que he ido llenando a lo largo de mi vida, y no me gustaría que mi hija cargara con ella, por lo que necesito la objetividad que me aportan este tipo de personas para valorar lo que debo transmitir.
El ejemplo es muy claro; si nos dan miedo los perros y nuestros hijos lo vivencian constantemente, es probable que les transmitamos este miedo, pero si interactuaran desde siempre con un perro en presencia de una persona objetiva, un adiestrador, su comportamiento sería el que la evolución no ha ido otorgando como depredadores situados por encima de ellos, hasta que en base a su propia experiencia vital, optaran por una actitud más temeraria, cauta, amorosa o arriesgada.
Lo mismo ocurre con el resto de cosas a las que nos enfrentamos en la vida, sobretodo aquellas como sexualidad o muerte, ante las que podemos estar muy condicionados.
A veces queremos que nuestros hijos maduren muy pronto, asemejando madurez a inteligencia cosa que no tiene absolutamente nada que ver, o muy tarde, pensando que así les protegemos más del mundo, aunque solo retrasamos lo inevitable haciendo que no pasen por sus etapas normales de desarrollo, por lo que también es importante conocer las etapas de desarrollo, los comportamientos normales de este desarrollo y aquellos que pueden no serlo.

Os invito a escucharla aquí en el primer ciclo de conferencias del año 2011 y a leerla, porque puede aportar mucho.



23 mayo 2013

HACE TRES AÑOS...



...mi vida cambiaba para siempre, y ya no había vuelta atrás.




Pasadas las 15:00h, después de un parto rápido, agradable y respetado, nació Amanda.
Pesaba menos de tres kilos y era una pequeña muñequita perfecta.

Mayo 2010

Hoy, con tres años, eres ya una niñita, que cada vez hace frases más exactas, que cuenta historias, que llora, rie y carcajea, que pide perdón y da las gracias, que exige y elige, que entiende y deduce, que comprende y se enfada, que juega y se aburre, que sueña y fantasea, y sobretodo, que nos quiere incondicionalmente.

¡Es imposible no quererte!

Felicidades Amanda y felicidades a nosotros, porque hace tres años que somos padres y eso ya es para siempre.






22 mayo 2013

Miércoles Mudo, un paseo por el mundo


Namibia, Foto de Frans Lemmens

Me estreno en el miércoles mudo con esta preciosa foto, que cada cual imagine la historia que tiene detrás.
Una forma fantástica de pasear por el mundo, por otras culturas, por otras vidas.






Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.
1. Naturalmente Mamá  38. ademas soy mama  
2. Soy Mama Blog  39. la jungla de tus hijos  
3. Mamá Holísticaॐ  40. Babbupi's Mumm  
4. Hogar-mujer Adriana  41. Aidixy y sus Cosas  
5. Una Mamá Diseñadora  42. Menuda Manada  
6. Los Angeles de la Sierra  43. La Felicidad de las cosas Insignificantes  
7. El rincón de Mixka  44. Simplemente yo misma  
8. Mamá Merlin  45. Mà a mà, pell a pell, cor amb cor  
9. Muriel y yo. Diario de una mamá primeriza  46. Entre letras  
10. Tremenda Aventura Ser Madre  47. Children Are Right  
11. Una colombiana en California  48. Mis Midos  
12. Tu Mamy  49. Mandarinalia  
13. Mamá y maestra  50. Diario de una endorfina  
14. Chica Perika  51. Subida en mis tacones, mamá en prácticas  
15. Mamá y las Redes Sociales  52. Aprendiendo de los hijos  
16. Diario de mujer  53. La Orquidea Dichosa, ahora Mamá  
17. Mami&Baby  54. O.oOo.Burbujita, tú y yo.oOo.O  
18. Lilith - etc.etc.  55. Mifabula  
19. Mami Talks - Pincho de Desayuno  56. Objetivo pero parcial  
20. Mamá Moderna  57. Eticlip - Mis Etiquetas  
21. Una mujer, una historia.  58. Mami también existe  
22. By Terenya con mis ojos y mis manos  59. Vuelan Golondrinas  
23. La Alcoba de Blanca  60. La Boticaria Enredada  
24. sofico & mum  61. ¿Tú eres Pitipín?  
25. Madre Solo Hay Una  62. NicePonis  
26. Pequeña Fashionista  63. BielmumRoc  
27. El blog de Bebemon  64. Madres Cabreadas  
28. Cuestión de madres  65. SER MAMÁ DE UNA FLORETA  
29. Diario de Algo Especial  66. La estrella de Gael  
30. Acompañame  67. Solomillito de Rana  
31. El horno de mami  68. El Rei de la Casa  
32. anya  69. No sin mis hijos  
33. Experiencias de una madre primeriza  70. 1MamaPara2  
34. *La Sonrisa de Pepa*  71. La agenda de mamá  
35. Felizenbrazos  72. Baby recicla Art  
36. Lo veo y me gusta  73. Wendolyn Cook  
37. a quien pueda interesar  

(Submissions close in 20h 4m)
Link tool by inlinkz.com


             

21 mayo 2013

P-Chan de Amigurumi.


¡Al fin tengo un P-Chan!
Con mi inmersión en el amigurumi estoy cultivando mi freakismo, o "geekismo"  y una de las primeras cosas que tenía claro que quería sería esta y estoy muy orgullosa del resultado.


Bueno, los que conocéis a P-Chan, seguro entendéis porque quería uno, y para los que no, podéis ver un vídeo, eso si, es audio latino y puede no ser muy para niños, aunque eso lo dejo a criterio de cada padre y madre.



Puede que os encante, y os convirtáis en nuevos fans de Ranma, o que no os diga nada...para gustos los colores que lleva el muñeco que son: negro para el cuerpo, blanco para los ojos, amarilla-mostaza para la bandana y rosa palo para nariz y pezuñas.

He usado lana para agujas del 3, y ganchillo del 2, para que quede apretado.

El patrón, en esencia, es el de lanas y ovillos, que tiene patrones geniales, y lo podéis ver aquí, aunque yo he modificado algo porque he usado un tamaño más pequeño que el que ellos proponen, he agregado a la bandana las características marcas negras y el rabo lo he hecho como un fleco, versión libre, y aquí está el resultado.



No me quejo, además a una amiga le ha gustado tanto que me ha encargado uno así que ¡podré perfeccionarme!









20 mayo 2013

Ventajas de las compras de segundamano

Nunca había sido muy dada a  adquirir las cosas de segundamano, aunque hace años si visitaba varias tiendas que había en la zona de Puerta de Toledo y también por Fuencarral, donde encontré algunas joyitas sin ser asidua compradora, pero desde que estuve en Alemania mi mentalidad cambió totalmente.
Me encantan los mercadillos de todo tipo y allí proliferan muchísimo los de segundamano, los llamados Flohmarkt (Traducido es Mercado de pulgas) donde particulares cogen un puesto y venden todo lo que les estorba en casa, cualquier cosa; cuadros, bicicletas, ropa, libros, cubiertos, sillas...de todo.
Hay semanales, más pequeñitos, y hay mensuales, en explanadas más grandes, donde hay cientos de puestos que visitar, con precios geniales, porque su concepto es que si cuesta menos del 80- 60% del precio original merece la pena, si no hay que regatear hasta ese precio o cambiar de puesto y buscar el mismo objeto. Fantástico.
Luego están los Kinderflohmarkt, que suelen hacerse en Kindergarten (escuelas infantiles), iglesias (recordar que allí muchísimas kindergarten públicas son católicas o evangélicas, así como lo son los grupos scout..) o colegios, donde sólo se venden cosas de niños; juguetes, libros, mobiliario, ropa...

Cuando encontré una silla de coche Römer, en muy buen estado, por 6 euros, mi mente cambió por completo porque me di cuenta de la cantidad de cosas, especialmente para niños, que compramos nuevas y luego dejamos casinuevas en el trastero hasta que años después las tiramos.
En nuestra mente podemos aceptar que alguien nos lo preste o regale, pero adquirirlo de segundamano es algo que nos da mezcla de vergüenza, desconfianza y remordimiento, y creo que, sin renunciar a seguridad y a nuestras preferencias, podemos potenciar estas transacciones vendiendo lo que no necesitamos, comprando lo que si.
No solo ahorramos sino que enseñamos a nuestros hijos a cuidar las cosas y darles más usos, contribuimos a crear menos residuo, a la protección de ciertas fuentes naturales de materias primas, a la disminución de emisiones por las fabricaciones y a un mundo menos consumista y materialista.

Por otra parte, mucha gente que vende de segundamano pretende sacar el 80% del valor sólo porque está "casi nuevo", no piensan que ya lo han amortizado, le han dado el uso que querían y lo lógico es venderlo por un precio menor del 60-50%, en función del valor total; he encontrado gente que pretende vender por 50 euros algo que cuesta 70 nuevo.
En estas compras se regatea, si no estamos dispuesto lo mejor es especificarlo como precio cerrado o no negociable si el que nos negocien va a suponer que nos molestemos, como también me ha ocurrido.
Vi te rebajan algo lógico, coo un 5%, véndelo; no sabes cuando te volverán a ofertar y tenerlo almacenado ya te cuesta más caro.
También es importante que las fotos sean buenas y reflejen el estado real del artículo; hacer a alguien desplazarse para descubrir que su estado no es casi nuevo solo nos sacará los colores.

Me gusta ver como proliferan, gracias a la crisis, pequeñas tiendas de segundamano en diferentes ciudades, casi tan atractivas como aquellos Flohmarkt fantásticos que siempre echaré de menos.
Os animo a visitarlas, a cambiar vuestra mente y a plantearos ante vuestra próxima compra la posibilidad de que sea, porque no, algo usado.
Y vosotros, ¿compráis y vendeis?


18 mayo 2013

Nube de ganchillo con patrón



El otro día aprovechando un ovillo de algodón egipcio que tenía por ahí, hice esta nube para poner las agujas laneras y alfileres.
El patrón lo cogí del blog ohvillo.blogspot.com.es que es un sitio muy interesante con patrones gratuitos muy claros. El patrón podéis verlo aquí. Merece la pena hacer un cojín más grande para la habitación de loa peques viendo el resultado que muestran en el blog.
Yo he modificado algo, como siempre suelo hacer, y al haber usado hilo muchísimo más fino que la lana que proponen en el patrón, pues me ha salido el cojín para alfileres que quería.

¿Que os parece? Ante todo original!


13 mayo 2013

Retirada del pañal o como nada nos funcionaba



Llevo tiempo queriendo abordar el control de esfínteres y siempre lo termino posponiendo a pesar o quizá por lo complicado que nos ha resultado, pero dado que el tema de la semana propuesto por Madresfera ha sido precisamente la retirada del pañal me voy a animar a contar nuestra experiencia, que no ha sido como esperaba.
Mi visión siempre ha sido muy clara; cuando este preparada y nunca antes de los 24-26 meses (esto se relaciona con el control corporal de esfínteres), sin prisas, sin premios ni castigos ni caras tristes ni sonrientes y con la naturalidad que implica cualquier cosa fisiológica. Como siempre, aprendiendo de mi hija, escuchando sus ritmos, pero leyendo y manteniendome informada sobre fisiología, psicología, fases...


En septiembre, con 29 meses, hicimos el primer intento aprovechando que ella misma rechazó el pañal y el resultado fueron 4 días de pises por todas partes, ni uno solo en el baño y vuelta de nuevo al pañal. No hubo frustración ni enfados, fue una prueba que no resultó.

Hace tres meses, con 33 meses ya, tuvo una gastroenteritis bastante fuerte y los últimos días debido a la irritación ella misma me avisaba y medio avisaba, prescindiendo del pañal para que el culo o se pusiera peor. Como descubrió lo bien que se está sin pañal e hizo sus primeros pises y cacas en el WC, ya no quería ponérselo y nosotros decidimos aprovechar para retirarlo, a pesar de que todavía hacía frío.
La primera semana el pipí fue bastante bien, un escape al día como mucho, algunos los pedía, otros la animábamos y genial. La caca fue pero, tanto es así que llegó a estar casi 4 días sin hacer, despertándose por la noche con unos retortijones horribles pero con miedo porque decía que le dolía.
Esta fase de estreñimiento que ella nunca antes había sufrido, pues siempre he puesto mucha atención a si dieta, le duró dos semanas, bastante malas, en las que le ofrecí volver al pañal en incontables ocasiones pero no quería, había aceptado bien la retirada pero ¿su cuerpo no terminaba de sincronizar con su cabeza? No se explicar porque, pero era lo que había.
Yo siempre temí el estreñimiento asociado a la retirada del pañal porque conozco bastante casos que lo han sufrido, pero además, observando los hábitos de mi hija, pensaba que quizá podría ocurrirle.  Ella desde hace muchos muchos meses se iba a otra habitación a hacer caca y aunque, nos avisaba de que tenía caca desde prácticamente los 14 meses (como casi todos los niños vamos), no les gustaba nada lo de cambiarla (estarse quieta, toallitas frías...). Si hubiera sido yo misma, habría pensado que me había somatizado con el tema pero siendo ella no es posible así que concluí en que debí esperar un poco más para la retirada pero que ya no había vuelta atrás.
Le suplementamos la dieta con fibra por todas partes (leche con fibra, piña y pera, pasas y frutos secos, más purés con espinacas, galletas de fibra...) y lo terminó superando. Las deposiciones se normalizaron pero no así el lugar...a veces encima, otras en wc.

Pasada la novedad volvimos a tener escapes también de pipí así que recurrí a las famosas pegatinas; le compré un album y cada vez que hacía en el wc pegabamos una o dos. Si no hacía pero lo intentaba también. No era rígida en ese aspecto porque el sistema no me gusta, supone premio y privación de premio, es decir, castigo, porque si partimos de que me horrorizan los castigos, me repele hasta la palabra, y que además asociar castigo a comer, dormir o ir a wc me parece ir contra natura. El sistema al principio funcionó, pasados dos o tres días ya no le resultaba interesante y aunque pidiera el pipí a veces ni se acordaba de la pegatina así que poco a poco fue quedando en el olvido.

Llevábamos mes y medio con la maldita retirada del pañal, y en ocasiones llegaba a enfadarme, algo que tampoco me gusta pero me resultaba inevitable, así que le decía a su padre que se encargara él para ni proyectar mi propia frustración sobre la niña.
Esto coincidió con una etapa de dormir mal, de estar incómoda y pendiente, era como si le inquietase hacerse pipí de noche a pesar de que nunca se ha hecho, pero no quería pañal y la situación le provocaba intranquilidad así que busqué otra solución desoyendo los consejos de todo el mundo de "si se lo quitas, se lo quitas, nada de a veces si y no ni de pañales de training". Le compré pañales de esos tipo braguita y le convencí de que eran de niños medianos-casi-mayores, como ella, y debo decir que ha sido la mejor de todas las decisiones, porque ella seguía pidiéndolo pero ante escapes o fugas no había enfados, tampoco se aguantaba la caca al tener el pañal y le daba más confianza, relajando el ambiente.

Aun seguimos luchando con la caca, a veces la pide y otras no, no se muy bien el motivo. Suelo estar pendiente, ver los síntomas y animarla a ir, o sentarme con ella a leerle un libro por la noche mientras lo intenta (esto siempre a la misma hora), pero sin obligarla, y poco a poco lo vamos consiguiendo.

No he recurrido a ningún libro tipo "adios al pañal" porque una amiga me recomendó que dejara pasar el tema, que no estuviera siempre pendiente ni hablando de eso y creo que fue un sabio consejo. Quizá en unos meses coja uno, una vez superada la etapa, para que puede expresarse si quiere a través de lo que dice el libro, pero ahora no es el momento.

Ir al WC no le gusta, le resulta aburrido y le da pereza parar de hacer lo que hace; a veces se le escapa porque se olvida y otras porque cuando lo pide, se ha aguantado tanto que se ha fugado la mitad, pero esto es una parte más de este aprendizaje.
Aprendizaje compartido, porque yo he aprendido a serenarme, a ver que la realidad es la que es, y que las promesas leídas y oídas de boca de otros padres de "una semana y ya" a veces son esos, historias, reales o no, de otros. Ni nosotros ni ella somos perfectos, ni necesitamos serlo. No me importa el resultado de otros padres que deciden competir, no necesito decir que mi hija dejo el pañal a tal edad como si eso me hiciera mejor madre, no me afecta la opinión de abuelas que ven fatal que a veces lleve un pañal braguita, solo me importa seguir respetando a mi hija, no estropear nuestra relación y saber que, como cualquier fase, esta también pasará.

Imagen de inventarparajugar.blogspot.com.

Esta historia es la nuestra, no tiene porque ser la de nadie más, pero si te ves reflejada en alguna frase, espero que el resto te ayude a tener un final feliz.





Aventuras en la cocina: Falafel con salsa de yogurt



Esta receta me gusta mucho por varios motivos; aunque es una receta de cocina árabe, esta muy vinculada a la comida vegetariana, la cual me gusta cada día más, y es tan fácil y la masa tan manejable que la pueden hacer perfectamente los niños, por lo que se puede preparar con ellos. 
Desde mi punto de vista, la salsa de yogurt es imprescindible para este plato, porque los falafel solos resultan pesados y la salsa aligera y refresca mucho el sabor. 

INGREDIENTES:
250 gr. de Garbanzos crudos
1 sobre de levadura
1/2 cebolleta, cebolla o puerro
3 dientes de ajo machados
1/2 cdita. de comino
Sal, pimienta, perejil

Para la salsa: 
Un par de yogurts naturales sin azúcar tipo griegos (muy cremosos) 
1/2 cdita. de Albahaca
1 diente de ajo picado
Sal, una pizca de pimienta
1 cucharada de Aceite de oliva por yogurt (más o menos al gusto)
Un chorrito de limón opcional

PREPARACIÓN:
Ponemos los garbanzos en remojo la tarde anterior. Les escurrimos el agua y vamos triturandolos con la batidora hasta que queden hechos una pasta. Si es necesario agregamos un poco de agua (vamos agregando a cucharadas para nunca excedernos) para triturar mejor. 
Por otro lado picamos la cebolleta muy fina, machacamos los ajos y añadimos las especies, e incorporamos la mezcla a la pasta de garbanzos, Volvemos a batir todo de nuevo. 
Agregamos la levadura, mezclamos bien y dejamos reposar un rato, como una hora, mientras hacemos la salsa.

Para la salsa, batimos los yogures, agregamos el ajo machacado y vamos incorporando el resto de ingredientes; si lo hacemos manual quedará más escasa y cremosa. Si lo hacemos con la batidora quedará más líquida. Puede añadirse un chorrito de limón al gusto. Dejamos enfriar en la nevera.

Con la masa hacemos bolitas y las pasamos por un poquito de harina (de trigo o de garbanzos), y las freimos en aceite caliente hasta que queden crujientes por fuera. 
Servimos con la salsa por encima. 

En esta receta salen bastantes, como para acompañamiento en una cena de seis u ocho personas, por lo que yo congelo las bolas una vez hechas y tengo para dos o tres días. 

Espero que os gusten! 

Y si decidís hacerlo por favor, comentad el resultado, me encanta saber que opinais. 



10 mayo 2013

Libros de la semana




Biblioteca Escuela Navales-UPM

Nuestra elección semanal;
El Camaleón camaleónico, de Eric Carle, Edd. Kokinos.

Empieza a gustarme bastante este autor, que debe ser algo así como el Ken Follet de los niños porque madre mía, que prolífico y que éxito tienen todos sus libros, ¡suelen ser los que más le gustan!
Este trata de como los camaleones cambian de color; hace un repaso por los colores y por los animales.
El libro es pequeño, manejable y resistente, en la linea de los pequeños de este autor.
¿Que os parece este autor?

¿Que cabe en un libro?, de Ian Brenman, Ed. Diego Pun Ediciones


Este me gusta, por la simpleza, a pesar de ser un libro muy grande, y fue su elección personal.
Es un libro que fomenta un poco la lectura al hablar, como su nombre indica, de todo lo que cabe en un libro, desde una pulga a un dinosaurio. Pocas letras y grandes, ideal para primeras lecturas.

The thousand whites of Eskimos, Isabel Minhós, Ed. OQO.


Este lo han adquirido hace poco y me llamó la atención así que me lo he traído. Me gusta leerle cositas en inglés de vez en cuando, aunque después de verlo creo que es pequeña porque tienen demasiada letra y las imágenes que le acompañan no escenifican exactamente la traducción, pero puede ser interesante para niños que ya leen y empiezan con el inglés. Lo que hago es leerlo en inglés y luego leerlo traducido o al revés, y he visto en la editorial que lo hay también en español con el título traducido literalmente "Los mil blancos de los esquimales".


¿Que estáis leyendo vosotros? ¿Recomendáis alguno para las próximas semanas?

08 mayo 2013

Knitteando, con dos agujas: Cuello de lana para niños.



Aunque no es ni mucho menos mi primer intento con dos agujas, si ha sido mi reencuentro con ellas, pues hacía tiempo que no las tocaba, y que mejor que un cuello de lana para niños.

Por si queréis intentarlo, os dejo el patrón aquí, aunque yo lo modifiqué algo y por supuesto, lo adapte a cuello de niño, pero básicamente es similar.

Empezar con esto puede resultar pelín complicado si nunca habéis hecho punto, pero si ya sois experimentados no es complicado.

La verdad es que tengo que dar las gracias a Elena por descubrirme Ravelry, una comunidad on line de punto donde encontramos millones de patrones de todo tipo y en todos los idiomas. Muchos gratuitos y otros de pago, pero fantásticos sin duda.





06 mayo 2013

Fomentando la independencia


No, no estoy pensando en que mi pequeña se independice ya de casa, ni preparando el camino, sino que hablo de otro tipo de independencia. Independencia en el sentido de libertad y también en el de fortaleza de carácter. 
Hay dos frases de Maria Montessori que pueden resumir un poco esta visión "Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el aprendizaje" y "Ayúdame a hacerlo por mi mismo".
Tampoco hablo de obligar a hacerlo por si mismo, porque cualquier cosa obligatoria siempre es algo que nos gustaría evitar (trabajar, pagar impuestos, declarar a hacienda...), y ni siquiera me gusta ser persistente si ella no quiere, porque no hablamos de que crezcan antes de tiempo, o de que aprendan en unos tiempos marcados, sino de darles herramientas, ayuda y ánimos para que puedan hacerlo por si mismos todo lo que esté a su alcance. 


 La cocina es un sitio fantástico para empezar, porque pueden hacer e intentar muchas más cosas de las que imaginamos simplemente con aceptar esa ayuda que nos brindan.                                                       Hacer zumo, por ejemplo, es algo gratificante porque la recompensa es instantánea y ellos mismos lo van viendo. No es peligroso, no conlleva calor ni frío, ni objetos cortantes ni ingredientes excesivamente caros. 
Otra cosa interesante y fascinante para manipular son los huevos. Ponerle directamente el huevo cocido para que sean ellos los que lo pelen es algo que igualmente les resulta muy interesante y encuentran una mezcla de texturas que antes no han manipulado.                                                     De aquí se puede pasar a que sean ellos los que casquen huevos para tortilla y hagan un amago de batirlos... les parece tan curioso ese cambio de estado!
Es importante que les dejemos comer solos cuando muestran interés y lo piden, que nos insistamos constantemente en ser nosotros (para que no se manche, para que no tire la mitad, para que no tarde 1 hora) , porque pasado un tiempo perderán ese interés en favor de otro aprendizaje, y como no estarán acostumbrados a hacerlo será más difícil conseguir que coman ellos solos, además de haberle acotado y dirigido su interés natural. Estos aprendizajes no ocurren de un día para otro, por lo que, si decidimos redirigir su interés, no puede sorprerdernos que pasado un tiempo, cuando nosotros decidimos, les cueste más adquirirlos y acostumbrarse, porque ya no tienen interés en hacerlo. 
Si, esto es como todo, tarde o temprano lo harán, y sino les mandamos al comedor que como allí o comen solos o no comen y les obligan a comer de todo  pero, ¿no es mejor explicarle algo a alguien cuando tiene interés y te escucha que cuando no le interesa en absoluto el tema? 
Después de la cuchara y el tenedor llega el cuchillo claro. Un día, al poner la mesa, le puse su cuchillo; un cuchillo de esos de punta redonda y sierra, para los que al fin he encontrado utilidad. Le dije que era un cuchillo para bebes, su cuchillo, por si quería usarlo, nada más, y claro que quería, ¿como no iba a intentarlo si se le había abierto la puerta de algo que hasta el día anterior era de mama y papa, prohibido y peligroso?
En esto consiste facilitarle las herramientas sin insistir, dejarle que ella sola pruebe, que se fije en el uso que damos los demás y solicitar ayuda cuando les es necesario. 
Ya hace tiempo que lo usa, aunque para eso casi ha renunciado al tenedor; sujeta con la mano y parte, pero tengo claro que no es el momento de aprender modales y educación sino funcionalidad.

Hay muchas otras cosas que pueden hacer ellos solos, por ejemplo, el tema de la ropa, aunque en el caso de Amanda su interés es bastante limitado, salvo que se trate de disfrazarse o de salir a pisar charcos al jardín y jugar con el barro. Las únicas reglas para esto son no salir con la zapatillas de andar por casa y al entrar, descalzarse de nuevo, y ponerse ropa impermeable si llueve. Lo ideal es salir con las botas de agua, pero como el otro día no las encontraba, se calzó sus zapatos con el pijama, y así salió. 

Poco a poco van buscando la oportunidad de hacer las cosas ellos solos, lo que no significa que les obliguemos a crecer y madurar antes, sólo respetamos el camino natural de aprendizaje y es fantástico. 




05 mayo 2013

Sabes que eres madre cuando...

...tienes 50 pares de zapatos de tacón en el armario pero siempre acabas usando zapato plano por si tienes que correr detrás de alguien más ágil que el autobús.
Cuando llevas siempre un bolso que casi te disloca el hombro porque en él tiene que caber una botellita de agua, unas galletitas, pañuelos de papel y toallitas, pañales, chupete de repuesto, pinturas y un blog, algún libro, algún muñequito...
Cuando con una ducha de 5 minutos te parece que has tenido 2 horas de paz.
Cuando ya no conoces la sensación de ir al baño sola.
Cuando la única forma de mantenerte decente es hacer dos actividades a la vez; depilarte mientras les bañas, cortarte las uñas a la vez que a ellos, secarte el pelo mientras se lavan los dientes...
Cuando dejas tu plato un poco más vacío contando con que tendrás que comerte sus sobras.
Cuando tardas 10 minutos en salir de casa desde que te pusiste el abrigo.


Cuando en tu ropa siempre hay una manchita de agua, leche zumo, chocolate...y ya no lo consideras el fin del mundo.


Cuando vuelves a poner vocecita de playmobil o pinypon como si nunca hubieras dejado de jugar.
Cuando lees un cuento sobreactuando tanto que merecerías el Oscar de Anne Hathaway.
Cuando aprendes a tomarte las cosas con calma, a esperar, a abandonar la sensación de prisa constante.





Cuando sonríes mil veces al día y recibes un millón de pequeños besitos y abrazos porque eres el centro del mundo para alguien. Porque alguien de verdad no podría vivir sin ti.



*Las fotos de esta entrada están sacados del maravilloso blog el arte de ser mama, de lectura indispensable.