18 abril 2013

Llego la primavera... A protegernos contra el sol


Creo que todos sabemos lo importante que es usar medios de protección frente a los rayos solares, pero, ¿de verdad intentamos inculcar a nuestros hijos esta sana costumbre con tanto énfasis como la de lavarse los dientes, las manos o la cara?


Me han llamado muchísimo la atención dos datos, y es que el 80% del tiempo que nos exponemos al sol a lo largo de nuestra vida se realiza a modo de "miniexposiciones" no planificadas, y de estas, el 80% se produce durante los primeros 18 años de vida, es decir, que cuando más riesgo tenemos de sufrir melanomas, que es durante los primeros años de nuestra vida, es cuando más nos exponemos y, seguramente, menos nos protegemos y es que los niños no sólo tienen la piel más fina sino que además su melanina está hipodesarrollada, lo que los hace aun más sensibles al sol.


Muchas de nosotras hemos vivido la fiebre ochentera de ponerse morena, que llevaba a mucha

gente, la mayor parte mujeres, para que mentir, a no usar protección de ningún tipo o incluso echarse aceites bronceadores sin protección, algo parecido a "freirse" al sol y a nadie le extrañaba esto...era más chocante pensar como alguien aguantaba al sol sin moverse ni remojarse horas que el hecho de no aplicarse protección. Hoy en día esto está superado (espero) y creo que todos estamos concienciados de la necesidad de exponerse al sol de modo seguro, de llevar nuestro protector a la playa o piscina pero ahora debemos preguntarnos si la ultima vez que salimos de paseo con los peques ¿salían adecuadamente protegidos? ¿y nosotros?
TABLA EUCERIN DE PROTECCIÓN SOLAR


Los protectores solares químicos, la crema solar de toda la vida vamos, según informaciones de la unión europea, no pueden proteger totalmente del sol, es decir, que el factor "total" o protección "total" en estos, aunque se publicite, no existe, por lo que recomiendan etiquetar las protecciones en baja, media, alta y muy alta con objeto de no llevar a confusión( o más bien engaño) a los usuarios. Así mismo debemos fijarnos en que tenga protección frente a los rayos UV A y UV B, ya que los primeros también pueden causar cáncer de piel y no todas las cremas solares incluyen esta protección.

www.guiametabolica.org
Los protectores solares pueden usarse de forma segura a partir de los 0 meses de edad, no obstante, está totalmente desaconsejado exponer a menores de 6 meses al sol directo, por lo que hasta esta edad deben usarse sombrillas, ropa adecuada, parasoles laterales.....Aunque sinceramente, no creo que un bebe de 6 o 12 meses, deba exponerse al sol mucho más que uno de 3, creo siguen siendo demasiado pequeños.
Respecto a que protector solar usar, según la composición, no se han encontrado diferencias entre los protectores solares de niños y de adultos por lo que pueden usarse los segundos indistintamente, no obstante, se recomienda usar productos "sencillos" que protejan y respeten la piel.


Respecto al uso de esta protección, se estima que un 78% de la gente lo aplica de forma inadecuada, lo que anula o reduce su efecto y nos expone innecesariamente, por lo que debemos seguir las siguientes pautas durante su uso:
- No se recomienda usar protección bajas, menores de factor 15.
- Debe aplicarse suficiente cantidad de producto, como unos 2mg por cm2 de piel, lo que equivale a unas 2 cucharadas grandes por adulto, más o menos a unos 2 o 4 usos por bote de producto.
- Debe respetarse la caducidad del producto y no usarse de un año para otro una vez abierto, pues teóricamente pierde parte de sus capacidad de protección. A este respecto tengo mis dudas, pero no creo que merezca demasiado la pena arriesgarse.
- Debe aplicarse unos 15-30 minutos antes de la exposición, extenderse adecuadamente, y esperar a que la piel lo haya absorbido del todo. Es preferible usarlo en condiciones aunque compremos uno de precio inferior que usarlo "a medias" para ahorrar producto.
-Aunque las personas de piel morena y de raza negra tienen más tolerancia a los rayos solares, también sufren quemaduras de sol y deben aplicarse protección.
- Reaplicar la crema cada dos horas, aunque esta sea en teoría resistente al agua.
- Recordar aplicar dosis extras en mejillas, orejas, nariz y hombros, por ser las zonas más expuestas, y usar un protector labial adecuado que posea protección solar.
- Evitar la exposición solar entre las 11:00 y las 16:00 horas.

Me ha llamado la atención el hecho de que en Reino Unido este extendido el uso de ropa con factor de protección, lo que me ha llevado a comprobar que en España también hay varios sitios que tienen esta ropa, bañadores, gorras...a unos precios algo elevados, eso si, pero quizá ante un día de senderismo o una jornada de deportes al aire libre merezca la pena.
Aun así nuestra ropa también puede servir para aumentar esta protección, solo debemos usar colores oscuros y prendas con cierto grosor; un truco para saber si una prenda protege del sol es meter la mano debajo y si esta se ve o entrevé, los rayos solares pasarán a través de la prenda. Las camisetas ofrecen una protección menor de 10 que desaparece al humedecerse, y las blancas de algodón casi inexistente.

También se recomienda el uso de gafas solares con filtro protector 100% y gorros, gorras o sombreros, incluso en lactantes, si estos se dejan claro porque mi gordita tiene las gafas de sol monísimas que le compre en imaginarium para jugar, y los gorros para tirarlos al suelo una y otra vez....

Debe recordarse que los rayos solares pasan a través de las nubes, por lo que la protección debe ser diaria esto o no el día soleado, y aunque aprovechemos las sombras que dan sombrillas o árboles, la protección de estos últimos es de 4 SPF, es decir, prácticamente nula.


Para los niños con dermatitis u otras afecciones de la piel, se recomienda el uso de protectores solares físicos, que hacen de pantalla total reflejando, bloqueando y dispersando la luz del sol. Como son sustancias opacas, actúan de inmediato, y al no absorberlas la piel totalmente no causan sensibilidades. Este tipo de protectores son los que todos relacionamos con el esquí y aunque son más difíciles de encontrar en cualquier farmacia seguro que os podrán orientar y sino, acudid a tiendas de esquí y submarinismo.

Existen, por supuesto, cremas corporales orgánicas, como la que nos propone el baobab verde , resistente al agua y con amplio espectro de protección. Por supuesto, hay muchas más en el mercado, seguro que podéis encontrar una que respete la piel, el medio ambiente y no haya sido testada en animales....Yo confieso que tengo que comprar la de este año. 



(*Texto recuperado del nuestro antiguo Blog, Con bebés por el mundo).